domingo, 4 de agosto de 2013

ONE MORE TIME

- Autora: Elena

- Twitter: @HelenaSeyfried


- Tipo: B.A.P, BIG BANG, hetero, +18 (un poco más adelante), idol x fan, serial



CAPÍTULO 1



¿Por qué? Me preguntaba cada día, a las seis de la mañana. ¿Por qué hay que levantarse a esta hora? ¿por qué siempre la misma rutina? ¿por qué siempre tiene que ser lo mismo? ¿Adolescencia? ¿Madurez? Y una mierda.

19 años y siempre había sido lo mismo, exceptuando los botellones y varios asuntos que después debía consultar con la almohada.

Aunque pareciera una chica de un carácter fuerte, mi apariencia causaba todo lo contrario. Complexión delgada, piel blanca, pelo largo –por debajo del pecho- negro y fino, ojos azules celestes y labios de un color carmín. Siempre me decían que parecía una muñeca de porcelana, parecía. La gente se acerca a mi pensando que soy la típica chica maja, tímida y tranquila. Pero siempre se equivocan. Siempre doy sorpresas a la gente que no me conoce, dando un cambio radical a mi imagen de chica buena –que muchas veces me viene genial, porque con la astucia necesaria le suelo sacar partido – pero a la gente que ya me conoce le causa un menor efecto. Pero ¿suelo tener compañía? Todas las chicas se juntan en grupos, y todas tienen al menos una amiga. La mayoría pasan de mi, como yo de ellas, pero, eso se acabó. Llegué hace 1 mes al lugar donde estudio y siempre un grupo de 3 chicas asquerosamente ricas me insultan por mi belleza sin cirugía, cosa que ellas no consiguieron.

Así que hoy, daría un vuelco a la situación; no iba a dejar que me humillaran más. Me puse unos leggins ajustados de color negro y una camiseta ancha blanca –que me llegaba por los glúteos - con las letras “born to be” bordadas. Me puse unas botas militares y me hice una coleta justa alta, dejando ver mis ojos extrañamente azules. Salí con la mochila en los dos hombros y me despedí de mi compañera de piso, Sandara.

Iba bien de tiempo, hoy no me retrasaría como solía hacer, así que fui a un paso más lento, sacando los cascos de mi bolsillo derecho y poniendo “It´s war”. Suspiré y me emocioné al escuchar sus voces, quizás un momento algo fanático.

Fui pegando saltitos todo el camino y, me paré en en la puerta del lugar. Me quejé, guardé los cascos y le pegué una patada a la puerta, ocasionando un pequeño dolor en el dedo gordo del pie. Ya, con mal temperamento, entré. ¿Por qué tenía que estar aquí de nuevo otra vez? Empecé a deprimirme pero no estuve lo bastante mal hasta que vi a las 3 pijas de siempre, riéndose y babeando sobre sus novios pijos llamados ocasionalmente “G-Dragon”, “TOP”, “Seung Ri”, los otros dos simplemente tonteaban con las demás chicas.

Cuando dejaron de besuquearse y se metieron en clase fui directamente hacia ellas tres.

-¿Os creéis importantes? ¿Diferentes? No volváis a decirme nada a mi, y menos a Sandara ¿entendido? Iba a dejaros ir pacíficamente, pero no, no soy de ese tipo de personas. Como volváis a acercaros a nosotras vuestra paliza será tal que ni vuestros novios maricones irán a recogeros. – Dije apretando los puños y los dientes y, intimidando con la mirada a las chicas de allí. Pero eso no duró mucho porque un tortazo se clavó en mi mejilla por un momento. El tortazo de la “lider” por así decirlo de las tres. Mirando hacia un lado y con mi mano en la mejilla me giré para darle un tortazo a la chica, a punto de dárselo me interrumpió hablando.

-Cuando terminen las clases quiero que vengas a la puerta de la entrada, nos reuniremos allí, si quieres pelea tendrás una pelea, aunque no te lo aconsejo, puta – Soltó una sonrisa vacilona, y las otras dos lo repitieron. Yo sonreí como si el insulto me importase una mierda. –Pues cuidado, no vaya a ser que os arranque vuestra cara y cuerpo artificial. -

Me giré y unos metros más lejos empecé a apretarme los puños, ocasionándome algo de dolor. Estuve la mayoría del rato con el móvil, escuchando música, hasta que sonó el timbre de salida. Salí segura y me dirigí a las tres chicas que ya estaban en la puerta. -¿Empezamos? – Dije vacilante. –A nosotras hoy no nos apetece pelear, pero a nuestros novios… les molestó que nos dirigieras la palabra, y que los insultases, sobre todo al mío. –Se señaló a sí misma, ya que las otras chicas solo asentían con los brazos cruzados, qué patético. –Pues no los veo…quizás os hayan dejado por unas putas más reales – Sonreí de medio lado. La rubia de bote se acercó a mí, a darme otro manotazo, pero los novios llamados “BIG BANG” las apartaron y las echaron de allí mientras decían “ya nos ocuparemos nosotros”. Por un momento me quedé callada, tragando saliva. Unas miradas incómodas me aparecieron desde todos los puntos, no había nadie, solo ellos y yo, y se podría decir que estaba “rodeada”.

El que parecía el líder fue acercándose a mí. - ¿Sabes que esas “putas” son nuestros pasatiempos verdad? Y no son agradables cuando están enfadadas, así que supongo que sí, que te tendremos que dar una lección… y lo de maricón, hará que lo pases peor, no está bien llamar esas cosas a la gente. –Dijo terminando de susurrar en mi oreja. Di un paso para atrás, chocándome con uno con el pelo azul. -¿Pero qué tenemos aquí? ¿Una muñequita con la que jugar? Será divertido – Dijo con una sonrisa en su boca. Empezaron a acercarse y yo, me giré para empezar a correr, pero me cogieron de la camiseta, elevándola y llevándome a un callejón en el que solía pasar todas las mañanas.

Me tiraron al suelo, y el líder se sentó en mi vientre, aplastándome contra el suelo. Se acercó poco a poco a mis labios, y yo aparté la cabeza, notando su respiración en la mejilla. - ¡Déjame en paz, rubio de mierda! – Dije pegándole un puñetazo en la cara, lo que me dejó tiempo para poder levantarme. Todos me miraron sorprendidos sin saber qué hacer ¿es que alguien le había llevado la contraria alguna vez?  -¿¡Qué te crees que haces, que me puedes pegar porque te de la gana, enana!? – Dijo pegándome un puñetazo en el vientre –lo que hizo que me pegará a la pared-, y otro en la cara; lo que hizo que un hilo de sangre saliese de mi boca, manchando el suelo, y ocasionándome un golpe en la cabeza a causa de la pared.

Caí al suelo y el me cogió de la camisa, haciendo que se me viera casi toda la barriga y el moratón que me había causado en ella. Enfadada empecé a pegarle puñetazos en la cara y en el vientre, en todos los lugares posibles, ya que el enfado me podía. Los que estaban allí me separaron de líder, que tenía una cara de enfado y me pegaron varios tortazos haciendo que me callera nuevamente al suelo, menos Seung Ri –el más serio de todos -, que suspirando me cogió y me miró ya en sus brazos. –Dejémosla en paz- Todos se quedaron incrédulos, pero el lider insatisfecho, fue a unos escasos centímetros de él, aplastándome entre los dos, y haciendo que las heridas que tenía me hicieran todavía más daño

 -¿Qué crees que haces? Las decisiones son mías – Dijo quitándome de sus brazos y agarrándome de un brazo. – Solo querían que le diéramos una lección, no que la matásemos, mira como está. – Señaló mi cara, llena de sangre, y levantó mi camisa, para ver varias heridas. También los leggins, rotos por las caídas. Aparté mi brazo de G-Dragon y me puse a varios metros lejos de ambos. – Iros a la mierda, todos – Dije respirando rápidamente. -¿Quiénes os creéis que sois? ¿Pensaís que soy débil? Seguid pegándome hasta que muera o caiga rendida en el suelo, yo pienso pelear. – Dije quitándome la coleta, dejando mi pelo suelto.

 - ¿Lo ves? La chica quiere pelea – Dijeron varios incluido G-Dragon. Seung Ri, suspirando se largó, tirando su chaqueta al suelo, y Taeyang lo acompañó. Se fueron de allí. Ahora solo quedaba tres. Iba empezar a pelear cuando un puñetazo hizo que callera al suelo. Hice una mueca de dolor y de repente escuché un “clic”. Saqué toda mi valentía para mirar y, vi a un grupo de personas que también estudiaban allí. “Que puto barrio escogí para estudiar” Lo más barato, seguramente, me contradije a mi misma.

Noté como los tres que quedaban se quedaban muy parados mientras que dos del otro grupo llamado “B.A.P” me levantaban bruscamente. – Nos os mováis o moriréis – Dijo el que tenía pinta de ser el líder de B.A.P, con una voz muy grave. Poco a poco fui perdiendo visión. Veía como los de BIG BANG corrían y como ellos se dirigían hacía mi, gritando, preocupados por como perdía las consciencia.

Abriendo los ojos poco a poco, noté que me encontraba en un lugar cálido. Vi vendas en mi vientre, brazos, y un poco de escozor en la cara, alcohol, me imaginaba. Moví la mano y noté que algo la sujetaba, me incorporé rápidamente y miré al chico. Era el que me había salvado el “líder”. Solté su mano, y él me la volvió a agarrar más fuerte, juntando su frente con la mía, y acercándose lentamente, tenía… una mala sensación.


6 comentarios:

  1. Sigue esta tan interesante....
    Quiero saber como sigue, me e quedado con las ganas.

    ResponderEliminar
  2. Más porfavooor, espero que sigas escribiendo!

    ResponderEliminar
  3. Muy intrigaaaaante owo, waaaa
    Siguela prontoooo, un beso!


    nekielgnomo~

    ResponderEliminar
  4. Es buenisimo, siguelo por favor (^.^ )/

    ResponderEliminar