domingo, 20 de octubre de 2013

DAME TU MANO

-Autora: Maripili.

-Twitter: @Maripili2390

- Hetero Idols x fan,menos de 18, YongHwa x Fan. (CNBLUE)



CAPITULO 1 


La había convencido para montarse en aquel avión y emprender aquel largo viaje hasta Seúl, el por qué, porque a su hermano, Jong Hyun lo habían aceptado en aquella escuela donde había soñado tanto entrar. “Aquella maldita escuela de artes” como lo llamaba ella.
No era fácil, no es que dejara gran cosa en su país, no tenía amigos, pero para ella nunca había sido fácil. Lizzie era una chica un poco extraña a ojos de todos, aunque solo era una más en toda la humanidad, ella no tenía muchos sueños, aunque realmente le gustaba ver a su hermano bailar y canturrear por ahí, ellos eran muy diferentes, tanto físico como personalmente, pero ella amaba a su hermano, el siempre había estado ahí.

-Que ganas de llegar, ¿verdad Lizzie? – ella asintió, su hermano estaba emocionado – Verás que allí harás buenos amigos, además gracias a mi has conseguido también sitio en la escuela, iremos juntos, como siempre –

Lizzie siempre iba a estudiar al mismo sitio que Jong Hyun, no es que no le gustase la música, ni las artes en si, ella había aprendido a tocar piano y bueno esta oportunidad era para especializarse en ello, aunque sabía que tendría que pasar por mas cosas que seguramente no eran muy de su agrado. Pero lo que peor llevaba era estar rodeada de gente.

Lizzie era la hermana adoptiva de Jong Hyun y como ya se ha dicho antes físicamente no tenían que ver uno con el otro, él era un chico coreano y ella española. A decir verdad desde muy pequeños habían ido juntos a todos sitios y como era normal todo el mundo los miraba con curiosidad, pues normalmente en España es al revés, no suele ser una familia de coreanos la que adoptan a una chica española.

La mamá de Lizzie había muerto en el parto y su padre biológico era un alcohólico que se olvidó de que ella existía cuando apenas tenía cinco años, por eso los asuntos sociales la recogieron y la llevaron a la familia de Jong Hyun, donde al principio fue extraño pero poco a poco Lizzie los fue amando hasta verlos como su verdadera familia.

Ellos trabajaban en España, la empresa de su papá había crecido de forma que una de las sede había sido trasladada a España para probar suerte allí, por eso ellos habían vivido en España desde que Jong Hyun era muy pequeño. Su mamá, después de tenerle a él, había querido tener otro bebé propio, pero por un problema de salud se había quedado sin poder tener niños, hasta que un día decidieron adoptar, al llegar al lugar y enseñarles las fotos de Lizzie y contarles su caso se enamoraron de ella, por eso quisieron adoptarla desde el primer momento.

-Papá y mamá estarán orgullosos de nosotros, Lizzie – decía Jong Hyun con mucho entusiasmo – Seguro que tu serás una gran pianista cuando termines, y yo seré un gran músico –

-Seguro que sí - Sonrió Lizzie.

-Estoy deseando de ver a los chicos –

-¿Chicos?
-Si, unos amigos de Seúl, estudian en la misma escuela. Bueno los conozco de haber hablado por Internet, vía WebCam, Iphone –

-Ah, ¿y cuando pensabas decírmelo? – Lizzie empezaba a desesperarse, no solo la habían arrastrado a Seúl junto con su hermano, que no es que le desagradase, pero tampoco le terminaba de agradar, si no que el tenía unos amigos allí y ella que pensaba que se iba solo.

-Perdona Lizzie, es que si te hubiese dicho no me hubieses acompañado – Sonrió Jong Hyun cogiéndole la mano – Quería que vinieras conmigo, quiero compartir contigo todo lo que hago, eres mi hermanita –

-Me hubieses dicho esto y contado también – Suspiró Lizzie – Sabes que te hubiese acompañado a cualquier lugar –

Cuando el avión aterrizó los nervios de Lizzie crecieron por momentos, conforme iban llegando a la sala donde iban a recogerles, su hermano le había asegurado que uno de sus amigos les iría a recoger. Conforme iba llegando a la sala iba mas fascinada, no es que no hubiese nunca visto a personas que fuesen de Corea, sus padres y su hermano eran de allí, pero es que tantas, en tanta masificación no los había visto, era increíble.

Iba tan distraída que ni se había dado cuenta que su hermano la había llamado un par de veces para que fuese hacía donde estaba, hasta que notó que la tomó del brazo y la llevo allí.

-Estás demasiado distraída, hermanita –

-Perdón – dijo tímida.

-Te presento a Min Hyuk, uno de mis amigos de los que te he hablado –

-Espero que hayas escuchado cosas buenas – dijo Min Hyuk sonriente.

-YO...soy Lizzie – suspiró, los nervios no la dejaban hablar con normalidad.

-Bueno vamos, estoy deseando de ver nuestra casa –

-¿Casa? – murmuró Lizzie, había cosas que ella no estaba terminando de entender de todo este viaje.

¡¡Estaba loco!! ¡¡Estaba loco!! ¿Cómo se le ocurre meterla en una casa con…? ¿Cuántos chicos eran en realidad? Si su madre se enterase los iba a mandar a España de vuelta en menos de cinco minutos.

-Vamos Lizzie, sal de ahí – Estaba encerrada en su habitación, o en la que le habían asignado, aquella casa era enorme. – Por favor, te lo voy a explicar todo, sé que todo esto es muy extraño pero por favor… - Jong Hyun llevaba más de media hora detrás de la puerta suplicándole que saliera para hablar.

-Creo que será un poco difícil que salga de ahí, ¿No? – preguntó Min Hyuk

-Créeme cuando digo que si – decía mientras le acompañaba a la cocina – En realidad sé que no debí haberlo hecho así, que se lo tendría que haber contado todo antes, pero… si no, no me hubiese acompañado. –

-Quieres mucho a tu hermana –

-Si la arrastro conmigo es por esta situación, ella nunca sale a ningún sitio si yo no estoy. Si me hubiese venido solo, ¿qué clase de vida llevaría en España? –

-¿Y por qué no sale? ¿No tiene amigas?

-No, y en realidad ni sé por qué. Nunca he llegado a saber que pasó con ella.

Lizzie estaba sentada tras la puerta de la habitación abrazando sus rodillas, sabía que aquello no lo había hecho su hermano con mala intención, pero la sorpresa había hecho que se sintiera peor.

Era por la tarde cuando Lizzie despertó, se había quedado dormida después de estar un rato pensando con detenimiento a donde iría a parar todo aquello. Había llegado a la conclusión que su hermano no terminaba de carburar bien, vamos que no le regaba, que no le hilaba bien las cosas en la cabeza. Si su madre se enterase ni hubiesen llegado a pisar el aeropuerto.

Tenía hambre y pegando la oreja a su puerta no escucho ningún ruido, nadie que hablase, ni nada por el estilo. Pensó en enviarle un mensaje a su hermano para ver en donde estaba pero luego pensó que seria una tontería si se encontraba en la habitación de al lado. Se aventuró a salir de la habitación, se asomo a ambos lados del pasillo como si en realidad tuviese que pasar desapercibida, salio decidida y emprendió el camino hacia donde pensaba que estaba la cocina, no le costo mucho encontrarla. Estaba preparando algo de cenar, en realidad no sabía cuantos eran, pero del aeropuerto había venido un chico con ellos, así que eran tres, pero su hermano había hablado en plural de sus amigos

-¿Puedo ayudarte? ¿estas bien?- Lizzie había dado tal grito cuando ese chico se acerco a ella que fue a parar de culo al suelo.

"¡¡¡¡Este era otro chico!!!! Y tan chico, ¿cuantos años tenia? ". Pensó Lizzie.

-Soy Jong Shin - el chico sonrío tan tierno que a Lizzie se le subieron los colores - ¿tu eres la hermana de Jong Hyun? - Lizzie asintió rápido - eres muy linda - se agacho para estar a la altura de los ojos de la chica - no se equivocó mucho cuando te describió – Lizzie lo estaba mirando tan fijamente y sin pestañear que ya se había olvidado de todo lo que le había dicho, se levanto corriendo y tras hacer una reverencia corrió a su habitación.

-Lizzie... debes de ser fuerte - se decía a ella misma


3 comentarios:

  1. Me encanta , por favor siguela :ccc

    ResponderEliminar
  2. porfiiiiis el sig cap plisss me encantoo

    ResponderEliminar
  3. :((((((((((((( continua

    ResponderEliminar