domingo, 2 de septiembre de 2012

ERES MI RECUERDO

- Autora: @PauBigBang

- Tipo: MBLAQ, hetero, idol x fan (Mir x fan), menores 18, serial

- Comentario de la autora: Annyeeeong ^^ Chiquis, sé que el primer capítulo es MUY corto pero es para no meteros mucha info desde el principio D: Espero que os guste! Es mi primer fic xDD ¡Cuidad de mí! <333

PRÓLOGO


La primera lluvia de otoño llegó antes de lo esperado. Unos corrían a resguardarse de la lluvia, otros saltaban y bailaban en medio de la calle sin importarles nada ni nadie. Todos hacían algo menos él. Parado en medio de la plaza, la gente le empujaba para pasar, pero él ni se inmutaba, los coches le pitaban y sus conductores le gritaban toda clase de insultos, pero a él parecía no importarle. Había vuelto a pasar y esta vez, sí que estaba perdido.

CAPÍTULO 1

-¡He dicho que no, y es que no!
-¡Vamos, TaeSu-unni! Sabes que solo tú puedes hacerlo…
- No, no y no. ¿Cómo quieres que me ponga un traje de pollo amarillo y cacaree ahí en medio?
-  ¡Unni! ¡Jebaaal! O perderé mi trabajo y sabes que no puedo permitírmelo. Jeeebaaaal… ¿huh? – la mayor suspiró y cogió el traje.
- Daeni-ah, ¿por qué siempre me convences para todo?
DaeNi. Park Dae Ni. La chica multifunciones la llamaban. A sus 23 años había tenido toda clase de trabajos a media jornada: repartidora de leche, conductora nocturna, dependienta… No había trabajo que se le resistiese pero siempre, por una cosa o por otra, acaba despedida. Solía ser por lo mismo… no podía decir que no cuando alguien le pedía algo como un favor.
Había llegado a Corea hacía ya unos cinco años, justo cuando terminó sus estudios obligatorios en España. Su madre era coreana por lo que la chica había aprendido el idioma y las costumbres coreanas aun habiendo vivido en España desde su nacimiento. ¿La razón por la que decidió vivir en Corea? Su abuelo. Su querido, anciano y estricto abuelo. Ya se sabe cómo son los abuelos coreanos: duros, disciplinarios, severos, así que el de DaeNi no podía ser menos. Pero no le iban mal las cosas, sabía cuidarse sola.
-Vamos, unni. Sal cuando el director te lo diga. – la mayor puso mala cara y Daeni le bajó la cabeza del disfraz. – Unni, no sé de qué te quejas, nunca te vi tan guapa. – después de recibir un golpe, susurró un: - ¡Fighting!
Ahora trabaja de ayudante en una cadena de televisión. No era gran cosa. Traía cafés, llevaba cafés, iba a la tintorería, hacía de pollo mascota eventualmente… Pero no tenía otra opción. A pesar de que su abuelo tenía bastante dinero, desde que llegó, DaeNi dijo que no cogería ni un won de la familia.
-DaeNi-ssi, ve a la Sala 2 a por el guión del dorama que grabarán allí. – dijo el director. La chica asintió y salió corriendo de la sala.
“La sala 2, la sala 2… ¿Por qué no le ponen un 2 gigante en la puerta?” Corría por el pasillo intentando no hacer esperar mucho al director. Probaba puerta por puerta a ver si alguna abría, pero nada.
-Isshh… ¿Dónde está la dichosa sala? ¿Por qué es tan grande este estudio? – despeinó su pelo corto exasperada y suspiró.
- “ Amu maldo piryo obseo…”
- ¿Huh? – DaeNi levantó la cabeza y anduvo despacio hasta la única puerta entreabierta del pasillo. Dentro estaba oscuro, no podían verse nada más que butacas en la penumbra y un escenario en el que solo un foco alumbraba el suelo. Había un chico allí. Cantaba tumbado boca arriba con las manos tapándole los ojos y el cuerpo totalmente estirado. DaeNi entró poco a poco sin hacer mucho ruido y se sentó en la butaca más alejada de él. La voz de aquel extraño muchacho seguía inundando toda la sala con un rap tan dulce que parecía una melodía.
-¡Yah! ¡Tú! ¡Bang Cheol Yong! ¿Qué crees que estás haciendo? – por la otra puerta apareció un chico de unos 22 o 23 años gritando hacia el escenario. DaeNi decidió huir, si la pillaban podía meterse en un buen problema. Salió por la puerta entrecerrada y dejó solos a los dos chicos.
- CheonDung hyung… - se levantó levemente. Lo mínimo para sentarse apoyándose en sus codos.
-¿Hyung? ¿Cómo te atreves a llamarme hyung después de haberme dejado tirado anoche? ¿Sabes lo que tuve que aguantar? – iba bajando con las manos metidas en los bolsillos por las escaleras que llevaban al escenario. - Joon-hyung no paró de beber y de preguntarme que por qué el pan de molde es cuadrado si el embutido es redondo. – Cheol Yong rió. – Y otra… Quince minutos… ¡QUINCE MINUTOS tardé en explicarle que la luna está a millones de kilómetros y por muchas escaleras que compre nunca la cogerá! – más risas.
-Mianhe, hyung. Estaba cansado y…
-No pasa nada. Sabes que sé por lo que estás pasando y yo soy el menos indicado para presionarte. – se podía notar en el aire que la conversación era más seria. Se miraron unos segundos hasta que el mayor dio una palmada y subió al escenario ayudando al pequeño a levantarse. – Mir-ah, kaya (vámonos)
- Sí, hyung. 


2 comentarios: