lunes, 1 de julio de 2013

EVIL


- Twitter: @isabeltita30


- Tipo: INFINITE y BLOCK B, Zico y L x fan, hetero, serial, menores 18



CAPÍTULO 3




Zico permanecía en silencio escuchando las quejas de los demás, sabía que tenían razón pero él no podía decir nada pues el mismo no entendía lo que pasaba con Cora, a él solo le habían dicho lo necesario para cuidarla y él como todos los ángeles solo acataba ordenes sin pedir explicaciones.

-¿qué pasa Zico? Habla, explícanos que sucede con Cora- decía P.O sacando a Zico de sus pensamientos

-¡cómo podría saberlo!, tú crees que padre me explica sus planes,  en vez de pensar en tonterías; mejor salgamos a buscarla- grito Zico enojado, saliendo de la casa

Camino por un rato sin rumbo, pensando en donde podría estar, algo andaba mal nunca antes había desaparecido así, la busco en todos los lugares que ella frecuentaba, recorrió el mismo camino que tomo esa noche, paso por el callejón donde unas horas antes había estado Cora pero por más que lo intento no percibió nada, siguió su camino hasta llegar a casa  de Cora, entro y se dirigió a su habitación todo estaba como lo había dejado en la mañana antes de irse a trabajar, Zico ya no pudo mas y solo se desplomo en el suelo y empezó a llorar,  se sentía frustrado  e impotente, “de que sirve ser un ángel guardián y tener poderes si no puedo protegerla” grito varias veces; haciendo aparecer los recuerdos…..

*Flashback*

- hoy serás asignado como ángel guardián, no te alegra eso Zico, esa es una de las tareas más importantes que se nos puede dar- decía alegremente Lee Joon mientras miraba como iban desapareciendo los ángeles guardianes

Por fin llego la hora en que Zico debía partir hacia donde nacería la persona que sería su protegida, desplego sus alas despidiéndose de Lee Joon y se fue lo más rápido posible, era la primera vez que iría a la tierra y conocería a los humanos, solo de pensarlo se llenaba de emoción y felicidad, cuando llego al hospital, pudo ver a varios ángeles que igual que el esperaban ordenes de los ángeles guardianes de las madres de sus protegidos además de ver también a los ángeles de la muerte eran entes tan oscuras y tenebrosas parecían que siempre estaban al acecho de las almas que pudieran arrebatar cosa que hasta a él le producían escalofríos; de pronto su mirada se concentro en uno de ellos, el cual se llevaba el alma de una pequeña mientras su ángel guardián desaparecía a medida de que el alma de la pequeña se iba con ese oscuro ser…

-cuando ellos vienen ya no podemos hacer nada- comento un ángel junto a él, haciendo que Zico girara un poco la cabeza para verlo

-sí lose y nosotros desaparecemos junto con ellos- dijo algo triste, aunque era la primera vez que veía algo así, ya había escuchado de otros ángeles lo que pasaba cuando sus protegidos dejaban de existir

-pero dejemos de hablar de eso Zico y vamos ahora a lo realmente importante y por lo que has llegado aquí, bueno me presentare como se debe; soy Seungho el ángel guardián de Nina la madre de tu futuro protegido o protegida a un no sabemos- decía con una gran sonrisa, que trataba de esconder algo que sus ojos no podían, ya que en ellos reflejaba una gran tristeza; algo que Zico aun no comprendía

Zico se inclino hacia a él y juntos esperaron la llegada del nuevo mortal. Estaban conversando de sus nuevas obligaciones como ángel guardián, cuando sintieron un fuerte olor a azufre, haciendo que Seungho reconociera quien era el portador de tal olor, era ese demonio el causante de la desgracia de Nina y quien el odiaba tanto.

-¡vete de aquí maldito!- dirigiéndose a gran velocidad hacia el demonio y tomándolo por el cuello, haciendo que todos los ángeles que se encontraba ahí se pusieran en guardia y con toda la intención de pelear si era necesario; para alejarlo de ahí

-suéltame, solo vine a llevarme lo que me pertenece-con una sonrisa irónica, lo que provoco que Seungho le diera un golpe con toda su fuerza que desarticulo su mandíbula

-vete o te mataremos aquí mismo- dijo desplegando sus alas en señal de pelea,
Mientras los demás hacían lo mismo tratando de acorralarlo, mientras el demonio se levantaba y acomodaba su mandíbula como si el golpe no le hubiera hecho nada.

-está bien me iré,  pero por cuánto tiempo crees que la podrás esconder, Nina me pertenece y volveré por ella – gritaba mientras se convertía en una inmensa ráfaga de fuego hasta desaparecer completamente

*Fin del flashback*

Zico tirado en el suelo solo movía su cabeza, no quería recordar nada de lo que había pasado, solo quería estar con Cora y saber como estaba, se sentía tan débil que poco a poco sus ojos se cerraron cayendo en un profundo sueño.


*******

El día había llegado y Cora aun permanecía en esa habitación completamente sola, apenas empezaba a abrir sus ojos los cuales se posaban en cada rincón de la habitación como queriendo reconocer algo de lo que ahí había,  pero todo le parecía confuso y extraño; se quito las sabanas de encima y se sentó en la cama, llevando su mano al cuello que lo sentía algo adolorido al igual que su cuerpo. De pronto se levanto y se dirigió a la puerta, salió y no vio a nadie lo que le pareció a un más extraño, empezó a buscar por toda la casa una salida; quería salir de ese lugar que para nada le parecía conocido, fue entonces que por fin entre su confusión  encontró la puerta principal de esa enorme casa corrió hacia ella y cuando se disponía a  abrirla….

-¿A dónde vas?- escucho detrás de ella, lo que hizo que volteara

-¿Quién eres? ¿Dónde estoy?- grito desesperada y algo temblorosa; no conocía a ese hombre y no sabía porque está en esa casa

-¿Qué pasa? ¿Por qué gritan?- pregunto SungJong quien salía de una habitación y miraba hacia donde estaba L y Hoya junto a Cora

-¿Quiénes son ustedes? ¿Por qué estoy aquí? ¡Contesten!- gritaba aun más fuerte, volteando y forzando la perilla de la puerta, que no abría ante la insistencia de Cora

-¿Qué pasa contigo? No nos recuerdas, ayer estuvimos en el callejón, me pediste ayuda y L casi te ma….- decía Hoya confundido ante la reacción de Cora, la tomo del brazo obligándola a verlo a la cara mientras señalaba a L; estaba a punto de decirle todo cuando SungJong lo interrumpió

- L te encontró en el callejón, estabas inconsciente y decidió traerte aquí hasta que te recuperaras y saber que te había pasado-  dirigiéndose hacia ella y quitando la mano de Hoya de su brazo, esperando a que creyera la mentira que le había dicho, aunque debido a su condición lo más probable era que creería todo lo que le dijeran, era claro que había perdido la memoria y esto venia arruinar sus  planes ; apenas  ayer habían decidido investigar la relación que tenia con Zico pero ahora nada podrían saber sobre ellos.

Cora no entendía nada, su mente estaba en blanco, por más que intento recordar no pudo y solo se desvaneció en los brazos de SungJong….

2 comentarios: