lunes, 15 de julio de 2013

ALIVE

- Autor: CrisG

- Twitter: @criss619

- Tipo: Hetero (idol x fan) , + 18 , serial , BIGBANG


CAPÍTULO 6


La luz del sol caía sobre mi rostro,  a través de un pequeño espacio entre las cortinas  por instinto me cubrí con el antebrazo. No me quería levantar, no quería que…Por un instante el pánico se apodero de mí ¿Había sido todo esto un sueño? ¿Realmente había conocido a esos hermosos chicos o era cuestión de mi imaginación? ¿A caso era uno de esos tan bellos sueños que tuve tantas veces?
Me levanté y lo primero que hice fue coger mi celular y mirar la hora; eran las 5. Recorrí con la mirada el dormitorio y casi por instinto me miré al espejo, todo era real. Esbocé una sonrisa ante el hecho de que no estaba soñando.
Aún faltaba algunas horas para que Tae pasara por mi por lo que decidí salir a dar una vuelta afuera del hotel. Desde que había llegado había permanecido dentro del hotel; debido a los acontecimientos sucedidos había estado dentro del hotel sin siquiera darme cuenta. Respirar, eso era lo que necesitaba. Quería poner en orden mis ideas, despejar mi mente. Tocaron la puerta.

 -Servicio a la habitación -dijeron desde afuera.
-Un momento por favor-respondí-
Deje mi celular sobre la cama y me dirigí hacia la puerta, abrí y un muchacho de recepción estaba parado en la puerta de mi suite.
- Buenos días señorita, me enviaron a decirle que le dejaron un paquete en recepción, la  llamaron, pero no contestó. El remitente dejo dicho que era lo recogiera lo antes posible y le devolviera la llamada-
-Mmm... Está bien, iré de inmediato. Gracias - respondí cerrando la puerta.
¿Un paquete? ¿Para mí? ¿Quién me podría haber enviado algo? Solo Ashley  sabía dónde estaba y confiaba totalmente en que mi hermana no le había dicho nada a nadie; no me quise preocupar mucho pues si fuera algo verdaderamente urgente ella misma hubiera venido.
A pesar de que me tenia intrigada el paquete había algo que ocupaba más mi mente, JiYong. Cogí mi bolso y caminé por el largo corredor mientras prendía mi celular. Aunque, no quería conectarme con el “mundo” quería estar segura de que no había pasado nada malo. Llegué hasta el ascensor, presioné el botón rojo que había al lado derecho. Mientras esperaba le mandé un texto a mi hermana preguntando por mamá y por el paquete que me habían dejado en recepción . La puerta se abrió y entré sin fijarme quien estaba adentro, sólo traté de no chocarme. Me apoyé en la parte del fondo y continué escribiendo. Envié el mensaje y casi al instante Ash me respondió.
Ash: Mamá está bien, ya no te preocupes tanto y relájate, sino mejor te hubieras quedado tonta!!! Lo siento, no he sido yo.
Stephanie: Ok, gracias. Igual cuida mucho de mamá y no te estés escapando como siempre ¬¬
Ash: Jajaja yo soy responsable!!! ¿Ya conociste a algún chico ardiente? Vamos no creo que hallas estado metida todo el día en tu cuarto.
Stephanie: No, aun no y aunque te parezca totalmente extraño no he salido a ningún lado; ya te he dicho que esta vez no quiero ninguna aventurilla, déjame descansar un poco... ¿No crees que ya he jugado lo suficiente?
Ash: Jajaja nunca es suficiente... pero, bueno cuídate te quiero ♥
Stephanie: Jajaja eres terrible. Gracias, igual tu yo también te quiero mucho ♥
Salí del ascensor y caminé directamente hacia la puerta principal. Por alguna razón sentía que alguien me seguía pero no hice mucho caso. Apagué mi celular  y lo guardé en mi bolso. Conforme me acercaba más  a la puerta principal se escuchaba cada vez más el alboroto. Cuando ya estaba a punto pasar todo el tumulto de gente, un grupo de chicas se estaba empujando y al pasar cerca a ellas me empujaron y caí sobre alguien. Me dolía mucho el tobillo y no estaba segura si me pudiera mover. Ese anillo era de… Levanté mi rostro  y  finalmente vi que era Joshua. Rápidamente agaché mi cabeza para que no me reconociera. ¿Coincidencia? ¿Destino? ¿Pasado?
-Discúlpeme todo esto ha sido mi culpa. ¿Se ha hecho año?-dijo sin reconocerme aun.
-Lo... lo siento- dije intentando levantarme- Yo... Lo lamento en verdad no quería que esto sucediera.
 

-No, El que debe disculparse. Yo soy…soy un despistado. Permítame ayudarla, por favor.
-Sí, gracias-respondí- Auuuu…-no pude evitar gritar.
- ¿Stephanie?- dijo con un tono bastante preocupado al darse cuenta que era yo -Espera, no te muevas te puedes hacer daño. ¿Es el tobillo verdad?-
No pude responderle porque de repente las chicas comenzaron a intentar acercarse al hotel. Quise caminar, pero aún me dolía y no pude avanzar. Joshua al verme me levanto en brazos para entrar al hotel y que no nos hicieran daño. Busqué con la mirada qué era lo que había alborotado tanto a esas muchachas, finalmente lo encontré. Él estaba parado exactamente en la entrada del hotel, nos estaba mirando. El tiempo se había detenido en él, estaba completamente estático y no despegaba sus ojos de mí. Su mirada era de tristeza y preocupación ¿a caso era por mi? De un momento a otro reaccioné, Joshua ya había avanzado unos cuantos pasos. Cuando pasamos cerca de él nuestras miradas se cruzaron y por unos segundos nos conectamos; dolía mucho. ¿Por qué no te mueves? ¿Acaso quieres salir herido? Vamos entra, no quiero que te hagan daño .No resistí más y hundí mi rostro en el pecho de Joshua intentando esconderme de aquella mirada. Disimuladamente lo miré una vez más para saber que sucedía con él y lo último que pude ver mientras entraba era como la seguridad se le abalanzó debido a que las personas se habían acercado mucho a él en el intento de tocarlo. No sé cómo, pero JiYong había salido a la puerta por alguna razón y las fans se habían vuelto locas e intentaban estar más cerca de él. Para su mala suerte debido a una falla en la puerta esta se atracó y no pudo entrar. Joshua me dejo sobre el sillón del lobby y se sentó a mi costado.
-Creo que te debe ver un doctor- dijo Joshua aun preocupado por mi lesión y arrodillándose frente a mí.
-Ya no te preocupes por mi has hecho mucho, gracias-dije tratando de esbozar una sonrisa.
-Para mí no es ninguna molestia, a parte nos conocemos desde hace años y es lo mínimo que puedo hacer por ti-
Finalmente, JiYong pudo entrar escoltado por la seguridad, no paraba de mover la cabeza hacia los costados parecía que estaba buscando a alguien. De repente me vio, detuvo su mirada un momento y comenzó a caminar hacia mi; sin embargo, el manager lo detuvo. Ninguno de los dos se movió del lugar donde estaban; JIYong  no me quitaba la vista de encima y esto hacia el manager se enfureciera aun más. Me puse nerviosa. Quería irme de ahí, no quería verlo, por lo menos no ahora. ¿Estaba huyendo de él? Jamás lo había hecho en mi vida. Yo no soy así, yo siempre enfrento los problemas sean cuales sean.
-Stephanie, ¿Me estas escuchando?-                 
-Vámonos- le dije a Joshua de repente.
-¿Por qué? ¿Qué pasó?- respondió Joshua extrañado.
-Solo vámonos por favor, me quiero ir. Sácame de aquí ahora- dije con tono de suplica.
-Está bien vamos- me cargó, hundí una vez más mi cabeza en su pecho, pero esta vez no voltee a ver a JiYong.  Fuimos hasta el estacionamiento, me ayudó a ponerme de pie al lado del auto y buscó sus llaves; me abrió la puerta, entré y casi al instante él también ya estaba dentro del auto. Nos quedamos inmóviles en silencio, cada uno sumergido en sus propios pensamientos.

-¿A dónde vamos? –dijo rompiendo el silencio.
-A cualquier sitio solo que no sea muy lejos; tengo que estar aquí a las 6-
-Ya sé a dónde podemos ir-

No lo quería ver de eso estaba segura. No me reconocí ¿cuando me comencé a comportar de esta manera? ¿Enserio todo esto era por JiYong? En el fondo sabia la respuesta. Miedo.
 Cada día recordaba lo que me había prometido a mi misma; no me volvería a enamorar de nadie bajo ninguna circunstancia. Si me gustaba alguien lo máximo que podríamos tener seria sexo y nada más. No quería compromisos ni nada que se le parezca. Para mí un chico más o un chico era lo mismo. Tomé esta decisión después de la muerte de Mike, él había sido la persona a la que más había amado en mi vida. Ahora que  Joshua había regresado, volví a recordar los inolvidables momentos que pasé con Mike. Él y Joshua habían sido mejores amigos, siempre estuvieron en contacto; a pesar de que Mike se mudó a mi ciudad. Antes de que Mike que se mudara él había vivido por un buen tiempo en Canadá y allá mientras estudiaba conoció a Joshua. Por cuestiones de la vida resultó que Joshua había estudiado conmigo también cuando éramos pequeños.


No quiero hacerle daño a JiYong, a él no; había pasado mucho desde que traté de proteger a alguien de mi misma. Me conocía muy bien y sabia de lo que era capaz.
-Llegamos-dijo Joshua sacándome de mis pensamientos.
-¿Dónde estamos?-dije de inmediato.
-En mi casa-
-¿Qué?-dije casi gritando.
-Shh... Tranquila-dijo cogiéndome de los hombros suavemente- cerca de aquí hay un parque muy hermoso en el que podremos estar tranquilos y hablar-
-De acuerdo vamos-dije tratando sonar lo más entusiasmada posible.
Joshua estacionó su auto en el garaje.
-¿Me llevarás cargando hasta allá?-pregunté.

-Si es necesario lo haré-
-Jajaja, no te preocupes; está bien si me dejas sostenerme de ti-
-Jajaja no dejare que te hagas daño, así que…
De repente Joshua me cargó y aunque traté de escapar no pude, él era más fuerte que yo.
-Vamos Joshua  déjame caminar. Me hace sentir inútil-
-Jajaja no lo haré, déjame cuidarte -
-No es necesario que hagas todo esto. Bájame, solo me ayudaras a sostenerme-
-Pero..-
-Pero, nada. Me voy a molestar si no lo haces-
-Está bien, solo será por esta vez-
Con mucho cuidado Joshua me ayudó a ponerme de pie y me cogió de la cintura para que me sostuviera de él. Caminamos lentamente, él tuvo mucho cuidado de que no tropezara y cargaba casi todo mi peso. A pesar de que no hablamos se sentía un ambiente agradable y cómodo. Sin darnos cuenta llegamos a un parque muy bonito, había unos cuantos pequeños que corrían y jugaban mientras sus madres los vigilaban.
-Ven, sentemos allá-dijo señalando los columpios.
-¿estás loco?-respondí.
-Jajaja no, ven-
Me llevó casi arrastrándome hacia ya. Me ayudó a sentarme y empezó a empujar suavemente el columpio.
-¿Recuerdas cuando jugamos así?- dije tomando por sorpresa a Joshua.
-Jajaja claro, tu siempre eras mala conmigo-
-Jajaja que mentiroso eres yo no era mala solo que a veces te molestaba un poquito-
-Jajaja ¿poquito? Eras la más inquita de todo el salón. Bueno cambiando de tema ¿Estas mejor?-
-Sí, ya no me duele tanto. Gracias por todo lo que has hecho por mi hasta ahora, créeme me has ayudado mucho.
-No es nada, ¿Qué  coincidencia que nos hallamos vuelto a encontrar no?-
-Sí, no nos veíamos desde…-las palabras se me quedaron atracadas en la garganta.
-Desde que Mike se fue-dejo de empujarme y se sentó a mi costado.-¿Ha pasado mucho tiempo no?-
-Sí- solté un respiró-ya son 3 años-
-Todavía no lo puedo creer. A veces pienso que si lo llamo él me contestará-dijo agachando la cabeza- ¿Nunca habíamos hablado de esto verdad?-
-No, a veces lo quise hacer; pero también pensaba que no era lo mejor-
-De repente fue mejor así, ¿aún recuerdas nuestros viajes?-
-Claro, eran geniales. Mike no paraba de reír –
-Mike siempre me dijo que estar con nosotros dos fue lo mejor que le paso en la vida porque estaba con las personas que más quería-
-Yo lo amaba tanto. No puedo creer que cómo todo cambio tan rápido…-sin querer comenzaron a caer lagrimas por mi rostro.
-No llores, perdóname esto es mi culpa-dijo abrazándome.
Le devolví el abrazo, lo necesitaba. Me hundí en su pecho y lloré, lloré como nunca pensé hacerlo-
-Yo... Yo aun lo extraño-
-Shh… tranquila, llora todo lo que necesites. Debimos de haber hablado hace mucho.
No sé cuánto tiempo pasó, solo sé que lloré y lo deje ir , deje ir el dolor que sentía por su partida.
-Gracias-dije soltándome de él-
-De nada pequeña, todo estará bien-dijo poniendo sus dos manos en mis mejillas- Traeré el auto. Espera un momento –me dio un beso en la frente y se fue.
-Tenemos que hablar-escuché de repente, cuando volteé a ver quién era no lo podía creer.
-¿Qué haces aquí? ¿Cómo llegaste?-
-Es urgente que hablemos, vamos yo te llevo-
-Pero, ¿y Joshua? No lo puedo dejar así por así-
-Mándale un mensaje o llámalo, pero tenernos que irnos en este momento-
Él me cargó y me ayudó a entrar a su auto. Mientras el arrancaba el auto yo le mandé un mensaje a Joshua disculpándome y diciéndole que le explicaría luego. ¿Cómo me encontró?¿Me estaba siguiendo? ¿Qué había sucedido? ¿Por qué es que vino de sorpresa?

7 comentarios:

  1. Mi dios :O . Me gusta mucho . Espero no tardes en subir el siguiente capitulo :a .

    ResponderEliminar
  2. Awww .. q historiaa!! .. siguient capitulo yaaa! .. por favorr *°*

    ResponderEliminar
  3. Subi la otra parteeeeeeee quiero saber como sigue esta hermosa historia!!!

    ResponderEliminar
  4. Que lindo! me encanta.. sigue por favor muero por leer el siguiente cap :)

    ResponderEliminar
  5. Me encanta!!! Siguela cuando puedas, un beso!!!


    nekielgnomo~

    ResponderEliminar
  6. kyaa~ sube otro capitulo, actualizalo :DD quiero mas!♥ ^^ me re gustaa (:

    ResponderEliminar