lunes, 10 de junio de 2013

LO INESPERADO

- Autora: Kim

- Tipo: JYJ, Jaejoong x fan, hetero, serial, +18



CAPÍTULO 5




Por fin estaba en mi casa, ese día había sido el más agotador de toda mi vida. Me había pasado la mañana entera metida en el despacho de Jaejoong trabajando como una loca, era increíble la cantidad de trabajo que se podía acumular de un día para otro. Ese día aprendí a apreciar el trabajo que hacia mi Director, día a día se tenia que encargar el de todo ese lio, era asombroso incluso admirable. Cuando subí las escaleras de mi casa el alma me pesaba, hubiera deseado poder subir esas escaleras con mis cómodas zapatillas de conejo en vez de con esos tacones de vértigo. Entre a mi habitación y deje caer todo mi peso sobre la cama, quería dormir y descansar, solo dormir y descansar. Me senté en el borde de la cama y me agache para poder desabrocharme los zapatos y entonces los vi, vi los zapatos naranjas que llevaba puestos, los que Jaejoong me había colocado en mi pie delicadamente, recordé la sonrisa que me dedico cuando termino de ponérmelos e incluso puede volver a sentir su mirada. Inevitablemente mi cara dibujo una sonrisa. Cuando deje de sonreirle a los tacones me los quite y me tumbe en la cama, ni siquiera tenia pensado quitarme la ropa, no tenia ni fuerzas ni ganas. Cuando estaba a punto de caer dormida el móvil sonó, torpemente alargue la mano para poder coger el móvil que estaba en la mesita, descolge y dije:
-¿Quien es?
-Ria soy Jaejoong. - Yo me incorpore rápidamente y sacudí la cabeza para intentar despertarme.-
-Que desea Director. Un café. Una revista.
-No no es nada de eso Ria, no se como lo he podido olvidar, mañana es la reunión con los Alemanes y la presentación no esta terminada, ni siquiera tengo echo el discurso, necesito que vengas a mi casa inmediatamente, si es necesario nos pasaremos la noche en vela para terminarlo, es muy importante que el trato salga bien con los Alemanes.
-Si director, en diez minutos estoy en su casa. Pero....¿Donde vives?
-Te paso la dirección por coreo, nos vemos en media hora. Adiós Ria.
-Hasta ahora Director.
    Salte de la cama de un brinco, asombrosamente todo mi cansancio había desaparecido. No me sentía fatigada ni cansada, solo tenia ganas de llegar a casa de Jae para poder trabajar junto a él. Me puse una deportivas con unos vaqueros y salí de mi casa corriendo hacía la parada del bus, la dirección que Jae me había mandado estaba un poco lejos y no podía ir andando. Me baje en la tercera parada y me adentre en esas calles buscando el numero 26. Todas las casas que habían eran realmente bonitas y grandes, pero cuando por fin  llegue a la de Jaejoong las demás se volvieron insignificantes y feas. Su casa era gigante, tenia un jardín enorme lleno de flores, perfectamente cuidado, la fachada de la casa era blanca y tenia como unas tres plantas, en la entrada habían dos coches lujosos, cada uno de esos coches debía de valer el doble que mi casa. Toque al timbre y la puerta se abrió, pase y después seguí el camino que pasaba por el medio del jardín hasta llegar a la puerta de entrada, la puerta estaba abierta así que entre. Nada más abrir la puerta me encontré a Jaejoong en chándal y con......¿Con mis zapatillas de conejo? A mi me dio por reírme, nunca había visto a Jae en chándal siempre iba trajeado y bien arreglado, era gracioso verlo de esa manera. Jaejoong se miro de arriba a bajo se acerco a mi y me pego un golpecito en la cabeza y después me dijo -Estoy en mi casa, lista.- Yo me seguía riendo.
-Director no me rio del chándal, la verdad es que esas zapatillas rosas le sientas mejor que a mi.
-Te.....te las....te las dejaste en mi despacho y las he traído para devolvértelas.....solo me las he probado por curiosidad.
-Si seguro que es eso...
-Quieres callarte y subir a la habitación que tenemos mucho trabajo.
-jajajajajaja A sus ordenes conejito. -Dije mientras pasaba por su lado corriendo y riéndome.-
            
Subimos a su habitación, como era de esperar era preciosa y muy espaciosa. Tenia una gran cristalera por la que podía pasar los rallos de sol y por la que por las noches se veían las estrellas.
Los dos nos pusimos a trabajar rápidamente, teníamos muchas cosas que hacer y poco tiempo. La mesa de Jaejoong era un poco pequeña así que nos tumbamos en el suelo,las dos horas toda la habitación estaba llena de papeles tirados por ahí. Jaejoong andaba por toda la habitación subiéndose por la cama y el sofá, leyendo su discurso. Yo estaba tirada en el suelo intentando terminar la presentación pero sin darme cuenta el sueño puedo conmigo y caí rendida al lado del ordenador.
-Ria que te parece si en vez de hablar sobre las....Ria...me estas escuchando....
      Jaejoong se acerco  lenta y silenciosamente a mi para comprobar que estaba dormida, después me cogió en brazos y me llevo hasta la cama. Mientras que Jae me llevaba a la cama yo me desperté,de alguna manera quería abrir los ojos y decirle que estaba despierta, pero todo mi cuerpo deseaba que Jae me llevara hasta la cama suavemente y me dejara dormir en sus sabanas. Cuando me tumbo en ella se sentó al lado y se quedo mirándome durante unos minutos, me observaba de una manera muy protectora como si me quisiera mantener siempre a su lado para poder asegurarse de que esta a salvo y lejos de cualquier peligro, con suavidad me retiro el pelo de la cara haciendo que sus delicadas manos rozasen mi oreja de una manera  tan dulce que hacia que todo mi cuerpo de estremeciera, después  fue acercándose lentamente a mi cara, podía sentir si agitada respiración a centímetros de mi, sus carnosos  y húmedos labios rozaron mi piel y casi como si hubiera sido un sueño sus labios se separaron de mi mejilla, dejando tras de si un susurro de Jaejoong que decía -Buenas noches Ria....-

2 comentarios:

  1. *w* Jae...
    conti conti ....

    ResponderEliminar
  2. Aaaaw . Siento como si leyera el libreto de un drama :a ..

    ResponderEliminar